Una colaboración algo peculiar…


Hola mis Loler@s!!! Hace ya días que no paso por aquí, entre unas cosas y otras, fundamentalmente inconvenientes no me ha sido fácil poder encontrar el hueco para escribiros…

Hoy vengo a hablaros de una colaboración muy diferente, ya sabéis que en mis “stories” de instagram  desde hace unos meses podéis encontrar una carpeta donde voy enseñando mi manera de cocinar, algunos platos que son mis favoritos e incluso busco recetas nuevas que me apetece probar… Alguna gente me dice que soy una “Mari”, pero cuando vives solo o te guisas y te cuidas tú o nadie lo hace…

Hace unos días desde la web LA TAHONA DEL CONVENTO me hicieron llegar este manjar (os dejo enlazada la web por si queréis echar un vistazo)…

Capture+_2018-09-02-17-09-50

Se trata de un queso “cisterciense”, realizado a partir de leche entera pasteurizada de vaca y que se madura en las bodegas situadas debajo del altar mayor de la iglesia (del monasterio de Viaceli de Cóbreces, en Santander).

Estos monjes cistercienses siguen un sistema artesanal y además siguen la receta francesa y belga del famoso queso trapa.

Pero que sería de esta humilde “historiadora” si no os coloco un poco en situación. El Císter tuvo su origen en la reforma de la orden benedictina emprendida por San Bernardo de Claraval. Tres fueron los principios básicos de esta reforma: La pobreza, el deseo de huir del mundo y la estrecha unión entre conventos hermanos.

Pero retomando el tema central del post de hoy, LA TAHORA DEL CONVENTO no solo distribuye quesos o vinos, si no que también los cofrades podéis hacerle encargos para la próxima SEMANA SANTA… Mirad que cosas tan bonitas y bien hechas hace.

Yo tuve la gran suerte de conocer a la persona que hay detrás de LA TAHONA DEL CONVENTO, a través de mi gran amiga Marina y creo que es de las amistades más bonitas que he podido hacer en años… A lo largo del post tenéis enlazada la web por si queréis hacer alguna consulta, además tiene cuentas en instagram o twitter como @la_tahona_del_convento

Tened claro que venden dulces de conventos, orfebrería, arte sacro, merchandising, restauraciones, tanto para cofradías como para parroquias y particulares…

Hasta el próximo post Loler@s!!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *